Programa libre de drogas

Llamado también programa de alta exigencia, el cual está orientado a la abstinencia del consumo de drogas, es decir, en dejar por completo el consumo de cocaína, alcohol, cannabis u otras drogas. Se basa en intervenciones psicológicas, médicas y sociales mediante terapias individuales y grupales, tanto a la persona afectada como a los propios familiares, siempre y cuanto se establezca una acuerdo entre ambas partes.

El tratamiento se estructura en cuatro etapas:

  1. Desintoxicación: El objetivo principal de esta etapa es el cese del consumo con la finalidad de eliminar la sustancia del organismo. Al interrumpir el consumo surge el síndrome de abstinencia con lo cual se puede hacer uso de medicación (siempre prescrita por un profesional médico) para paliar la sintomatología de este síndrome. Dado la particularidad de esta modalidad de terapia, en esta etapa se puede requerir hospitalización o control médico estricto, por ello dependiendo de la valoración del profesional médico, si es preciso se puede derivar al paciente a un recurso presencial con el correspondiente informe.
  1. Deshabituación: El objetivo es la reeducación de la persona, es decir, durante la adicción, los hábitos y actitudes de la persona que consume son alterados. En esta fase, se trabaja el proceso de identificación y sustitución de esos hábitos y actitudes por otros más adecuados que mejoran la calidad de vida de la persona y que favorezcan su integración en la sociedad, adoptando un estilo de vida saludable. También se adquieren estrategias para evitar situaciones de recaída, adquirir habilidades sociales y de comunicación, técnicas en solución de problemas, toma de decisiones, reducir la ansiedad e impulsividad, etc.
  1. Rehabilitación: En esta etapa se siguen trabajando los objetivos de la fase anterior y se centra en la adquisición, mejora y/o recuperación de las habilidades perdidas o no desarrolladas por el consumidor. Tiene mucha importancia trabajar la prevención de recaídas, al análisis de las situaciones de riesgo y el control de las mismas con tal de evitar el consumo.
  1. Reinserción: Es la última etapa del tratamiento y se trabaja la reinserción de la persona en la sociedad.. Aquí se evalúa, entre otros aspectos, la consolidación de estrategias y respuestas adecuadas ante las situaciones de riesgo.

A parte de todos estas etapas, para nosotros el tratamiento se basa en el trabajo emocional, la humildad y sinceridad, por ello no sólo utilizamos técnicas del modelo cognitivo conductual centrado en el no consumo, sino técnicas motivacionales y corrientes como la sistémica y humanista.

Solicita información, primera visita gratuita para valorar su caso.

Más información Contacto